NIÑOS DE LA ESCUELA DE VELA DE LA COFRADÍA NÁUTICA VIAJAN A COMPETIR A MAR DEL PLATA

Genaro Muñoz y Agustín Soto Lattes, de 12 y 13 años respectivamente, son dos referentes de la Escuela de Vela de la Cofradía. Ambos se formaron como navegantes en Algarrobo y cuentan sus experiencias antes de viajar al Sudamericano Optimist que se realizará en Argentina entre el 11 y 18 de diciembre.

02 de Diciembre 2021.-

A pocos días de viajar a Mar del Plata como parte del team chileno que competirá en el Campeonato Sudamericano Optimist 2021, Genaro Muñoz (12) y Agustín Soto Lattes (13) repasan su corta pero intensa carrera náutica en las vísperas de una nueva competencia continental representando a Chile.

Agustín nació en Santiago y muy pequeño junto a su familia se fue a vivir a Algarrobo, localidad donde nació Genaro Muñoz. Ambos timoneles son grandes amigos y han hecho su vida junto al mar y la navegación a vela.

“Llegué a vivir Algarrobo a los 4 años y vi a lo lejos las embarcaciones en el mar y un amigo me contó que la Cofradía hacía clases de vela para niños de los colegios de Algarrobo y decidí inscribirme con los instructores Federico y Claudio, quienes me enseñaron a navegar”, recuerda Agustín.

Asimismo, el algarrobino Genaro Muñoz, comenzó a navegar en Optimist el año 2016 en el Club de Yates de Algarrobo y luego, en 2019, pasó a la Cofradía Náutica del Pacífico. “Comencé a navegar a los 6 años y me encanta porque se puede viajar y se conocen muchos lugares y haces muchas amistades”, señala Genaro.

Ambos timoneles de la clase Optimist representarán a Chile en Mar del Plata, torneo náutico que se suma a una larga lista de regatas en la que ambos han competido representando a la Cofradía Náutica. Entre los dos pequeños navegantes cuentan con más de 20 torneos nacionales a lo largo del país y copas internacionales, entre sudamericanos y regatas organizadas por la Federación de Vela (Fedevela).

Para estos deportistas la Vela es una pasión. “Me encanta navegar en el mar de mi país en diferentes lugares, conocer otros países, culturas y personas que disfrutan de este deporte. Soy aperrado, perseverante y alegre. Me gusta ayudar a los demás y aconsejarlos como me enseñó mi tata. Además, me encanta ver los animales marinos que se acercan mientras uno navega. Disfruto de la libertad que da este deporte y la velocidad que uno alcanza solo con el viento”, detalla Agustín.

Para Genaro Muñoz esta también es una pasión, y añade que para este deporte hay que ser perseverante: “Me defino como un navegante feliz porque cada vez que navego lo disfruto al máximo. También soy perseverante y disciplinado en el mar, eso me ayuda mucho a querer mejorar día a día para mantenerme en un nivel competitivo”, asegura.

Ambos van con ilusión al Sudamericano de Mar del Plata y con las ganas de hacer un buen papel para dejar en alto el nombre de Chile. “Entreno duro para estar dentro de los primeros, como dice mi tata con mucha garra, fuerza y corazón. Es una cancha con mucho viento lo que la hace más entretenida”, señala Agustín Soto Lattes.

De la misma manera, Genaro Muñoz señala que su objetivo inicial es clasificar a la flota de oro “y si se puede, ojalá obtener un podio en el Sudamericano de Mar del Plata”.

 

La delegación nacional estará compuesta por 16 niños y niñas provenientes de Algarrobo, Antofagasta, Caldera, Puerto Varas y Talcahuano. 12 de ellos son timoneles formados en la Escuela de Vela de la Cofradía Náutica del Pacífico.

El team de Optimist viajará el próximo sábado 4 de diciembre a Argentina para ya comenzar a navegar la primera regata individual a partir del 13 de diciembre en aguas atlánticas. Los niños van acompañados de los entrenadores Lucas Gómez y Luciano Oggero; la Team Leader, Carolina Martínez y la Country representative, Valeska Navarrete.

 

Instagram:

@genandres647

@agus_sl_optimist

@cluboptimistchile

@optimist_cnp_chile

@fedevelachi

Subir